¿Limpiar microplásticos en las playas? Hazlo bien o déjalo estar (y de la mano de Ecoembes o Coca Cola jamás)

Desde la Coca Cola, hasta Ecoembes ¡los mayores responsables internacionales y nacionales de la generación indiscriminada de residuos de plástico por medio de los envases no retornables que defienden! pasando por famosos centros comerciales como Meridiano se están apuntando últimamente a las campañas de maquillaje verde, promovidas por estos personajes pero llevadas a cabo por personas sin duda con la mejor voluntad del mundo, consistentes en ir a Playa Grande, en Arico, a la caza y captura del microplástico al precio que sea, la última una en la que si se sacaron 50 kilos de materiales plásticos es probable que les acompañaran al contenedor de restos cerca de 200 kilos de arena y pequeñas piedras vitales para la dinámica natural de la playa, entre ellas la pumita que se caracteriza por su porosidad y porque flota, una de las principales complicaciones a la hora de separar adecuadamente el plástico contaminante de las pequeñas piedras vitales, entre otras cosas, para que la arena de la playa se encuentre más protegida del viento. ¡No se puede pedir a decenas de personas que vayan allí provistas de una pala y un colador porque las consecuencias de esa acción, sin una selección de lo que el colador recoge, produce un efecto más indeseable que el mal que se pretende corregir!

Eliminar microplásticos de la arena no es sencillo, personas a título particular lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo pero con sistemas más o menos respetuosos. Una alemana que suele estar de vacaciones lo hace con un escurridor de verduras pero lo que recoge, más que nada, son trozos de plástico de un calibre ya importante dejando las piedras en el mismo lugar. Pero cuando se pretende ir a por el microplástico que puede controlar el ojo humano (el otro no hay forma) estamos hablando de algo más complicado y que requiere otros métodos. Y es posible que el método más sensato, pero que hay que hacerlo en el mismo sitio, consista en introducir el material recogido por una especie de colador más fino, que deje escapar la arena, en un recipiente con agua de tal forma que todo lo que sea arena o pequeñas piedras de origen basáltico se va a ir al fondo y queda flotando todo lo que es pumita (problema) y todos los plásticos y restos de origen vegetal así como algunos restos orgánicos de origen marino.

El siguiente paso, siguiendo este método rudimentario pero eficaz, es volver a recoger con el colador todo lo que queda en superficie y dejarlo secar puesto que intentar la selección última (necesariamente manual) con el material mojado complica mucho las cosas. Porque lo más importante es ¡no llevarse nunca de la playa nada que no sea basura de plástico!

Por eso nos escandaliza, y ha escandalizado a usuarios habituales de la playa, una de las últimas acciones patrocinadas nada menos que por Ecoembes, los máximos responsables de que en España sea inviable optar por políticas de reducción y de retorno de envases sencillamente porque no interesa a los grandes productores, que asociados sostienen a Ecoembes que les libera de la responsabilidad que le impone la Ley sobre el control de sus envases cuando son un residuo. Más de una decena de bolsas reutilizables de Mercadona abandonadas como si tal cosa junto al contenedor de basura de resto (en la playa no hay otro) conteniendo probablemente cerca de 200 kilos de piedras y arena de la playa junto con restos orgánicos y plásticos que los voluntarios, en su buena fe, atraparon en sus coladores respectivos. Un disparate que esperemos no vuelva a repetirse nunca más. Y mucho menos como lavado de cara de la Coca Cola, de Ecoembes o de los centros comerciales que, como Meridiano, no se les ve iniciativa alguna en lo que a reducción de plástico se refieres sino más bien todo lo contrario.

El ecologismo canario, de la mano del Cabildo, hace caja con Coca-Cola y el plástico mientras en Estados Unidos le plantan cara

Más de una decena de bolsas reutilizables de supermercado llenas mayormente de arena y pequeñas pideras vitales para el mantenimiento de la dinámica natural de la playa. Ahí, junto al contenedor para que vaya rumbo al vertedero donde tiene muchas posibilidades de volver de nuevo al mar si se trata de esa manera.
Cuando se pasa la playa por un colador de cocina lo que ocurre es esto y es un atentado llevar eso a la basura sin mas, para eso mejor dejarlo como estaba y desde luego que no son los voluntarios de buena fe los responsables de estas acciones incontroladas.
Nada sensillo es separar los microplásticos respetando la dinámica natural de la playa y pasarle un colador ya les digo yo que no sólo no es la solución sino que puede ser un grave problema.
Cuidadosamente se recoge lo plástico con la mano y con el escurridor de verduras se deja caer lo que pueda haber de arena y se quita alguna piedra que pueda quedar. Tan complicado no es, pero no se le puede meter el colador a la arena sin más, eso es un disparate.

El reciclaje no funciona en España: Greenpeace saca un informe demoledor para Ecoembes

Ecoembes acusa a Greenpeace de “gravísima irresponsabilidad” por “confundir” al ciudadano sobre el reciclaje (¿Quién miente? Según sus datos los canarios ponemos en el contenedor amarillo como unos nueve kilos de envases en el contenedor amarillo, descontando lo depositado incorrectamente y siendo generosos, y para ellos eso es más del 70%. Pero, según sus datos también cualquier que cualquiera puede consultar, cualqueir municipio de la península con un buen nivel recogen 40 kilos o más. ¿De dónde sale ese 70% si nosotros generamos más envases por la presión turística?)

Ecoembes no es lo que parece

Ecoembes, el gran lavado de cara verde

Ecoembes: ¿por qué nos mientes?

“No entendemos por qué Ecoembes se opone al pago por reciclar”

Ecoembes, un negocio poco eco: cuantos más envases de usar y tirar se consuman, más ingresos obtiene

Hay que decir que Ecoembes presentó alegaciones al plan de residuos del Cabildo, de 2009, diciendo que se pretendía reciclar demasiados envases cuando lo único que se pretendía era cumplir con los mínimos que marcaba Europa. Tremendo, y ahora nos mandan a recoger los restos de su desastroza a las playas. ALEGACIÓN 39
Invitan a voluntarios a recoger sus plásticos (los que defiende y patrocinan en forma de envases de usar y tirar), pero después no los seleccionan y se los llevan sino que los dejan con las piedras y la arena de la playa junto a los contenedores verdes. Impresionante.

Los municipios de Gran Canaria reciclaron de media en 2018 el doble de envases que los de Tenerife

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s