¿Tenían razón los “terroristas sociales” respecto a la inutilidad del puerto de Granadilla?

Probablemente Suárez Trenor, uno al que anda asechando la Audiencia Nacional a cuenta de unas posibles mordidas del 3% respecto a la millonaria inversión del puerto de Granadilla, fue un adelantado a su época cuando calificó de “terroristas” (todavía no se había disuelto ETA) a la gente que pacíficamente protestaba en la calle contra esa obra que a día de hoy, casi año y medio después de su inauguración, no es que continúe sin actividad -ahí llegaron a estar aparcadas algunas plataformas petrolíferas y para de contar- sino que hace un par de semanas se quedó completamente vacío. Así, sin más, y mientras todo el cemento, los bloques (la construcción se está moviendo de nuevo), el combustible incluso para la central de Granadilla, el conjunto de la mercancía de todo tipo que va al Sur… continúan generando el problema de tráfico de siempre en la TF-1. Y aquí no pasa nada, el Trenor, alto dignatario de Coalición Canaria, se permitió el lujo de llamar “terrorista” a media Isla y semejante inversión, de lo más dañina para el medio ambiente, ahí plantada como otro monumento más a la mamandurria y a la sin razón.

Pero acaso lo más terrible no es eso, lo verdaderamente dramático -como en el caso casi calcado de La Palma y su inútil puerto de Tazacorte que sólo se utiliza una vez al año para un concierto- es que nuestro puerto de verdad, el de Santa Cruz en una de las mejores radas del Atlántico, está también hecho un desastre y no permite ni que se instale una empresa que mantiene centenares de puestos de trabajo por sus limitaciones, cuando si el dinero enterrado en Granadilla se hubiera venido a Santa Cruz tendríamos un puerto competitivo hasta con el de Gran Canaria que lo tenemos a años luz; porque la quieren obligar a irse a Granadilla donde hasta la seguridad de los trabajadores estaría en peligro por los vientos reinantes y los trabajos verticales que requiere la reparación naval. Es que ni la soldadura, con esa ventolera, pasaría los controles de clalidad en esas condiciones. Tremendo.

¿Y ahora qué? ¿Hacemos conciertos como el Love palmero para llevar barcos de ida y vuelta al festival? En fin, ellos se van (algunos con los bolsillos inflados según la Audiencia Nacional) y ahí nos dejan el muerto.

Pero que nadie se olvide que esos pactos llamados de progreso que se están firmando por ahí a todos los niveles, aunque de su contenido real no sabemos ni sabremos nada nunca, están encabezados por fuerzas políticas que también han defendido siempre ese desastre inversor y peor planificación. El PSOE, desde el ayuntamiento y desde todas partes también estuvo al frente de esto, al igual que Román Rodríguez siempre estuvo en contra del hospital del Sur, probablemente de ahí le venga su magnífica amistad con el prócer de la sanidad privada tinerfeña, y fue promotor del tren de Gran Canaria donde colocó en su día a la líder de Podemos que va para consejera pese a perder diputados mientras el Parlamento ganaba diez cuerpos más que mantener a cuerpo de rey.

Vamos, como una gran “familia” que no hace presagiar nada bueno en relación a los grandes temas pendientes respecto a la Educación, la Sanidad, la agricultura o la industria. O respecto a la movilidad donde el nuevo responsable de carreteras del Cabildo habla de otro tranvía para el Sur pero “carril pa guaguas y taxis”, que costaría 20 veces menos, ni mentarlo. Con el de Santa Cruz – Laguna Titsa perdió más de 22 millones de usuarios para que Metropolitano ganara 13, un negocio del carajo. Con el del Sur, aislado ahí, ya veremos pero a 2019 aún Tenerife no ha recuperado los usuarios del transporte público que tenía en 2004 cuando comenzaron a levantar las calles de Santa Cruz para sembrar césped que hiciera inviable que la catenaria compartiera espacio con la guagua y el taxi, toda la ventaja para ellos, y así nos va el pelo con la autopista más bloqueada que nunca después de gastarnos 300 millones de euros.

Lo del puerto, más o menos, que si le aplicas el 3% que sospecha la Audiencia Nacional, vienen a ser algo así como 9 milloncejos de nada. Pudiera ser que coñobobos no sean, a eso pónganle el cuño. Para ellos, claro está, para el interés general son una gran desgracia de la que no podemos echar la culpa a nadie desde que nos permitieron meter la papeleta en el sobre hace cuatro décadas.

Claro que hay que asegurar bien el cartel con blóques, con unos cientos de bloques, porque de lo contrario se lo lleva el viento. Ese es el panorama ahí y no digamos nada en el puerto.

Las investigaciones de Lezo en la Audiencia Nacional también salpican a Coalición Canaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s