La Comisión Europea investigará la falta de tratamiento de la materia orgánica en el vertedero de Arico

La petición de un un particular referente a la paralización de la planta de bioestabilizado en el vertedero de Arico al poco de su puesta en funcionamiento, según parece por graves defectos nunca reclamados en una obra financiada con fondos comunitarios, ha hecho que la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo dé trámite a dicha reclamación y pida a la Comisión Europea que se ponga en marcha para averiguar no sólo el buen destino de los fondos europeos sino, por otro lado y más importante, las consecuencias ambientales del vertido directo de materia orgánica sin estabilizar en Arico en contra de la normativa europea que obliga, en todo caso y a falta de una recogida selectiva, a un tratamiento y estabilizado previo.

El vertido de residuos orgánicos sin estabilizar provoca olores, gases efecto invernadero como el metano, lixiviados, proliferación de insectos, gaviotas, ratas… y es por ello que la normativa de vertidos obliga a la inertización previa al vertido. Especialmente grave es esta situación cuando nos encontramos con entornos habitados como es el caso de varios barrios costeros de Arico como Tajao, Las Arenas o Las Martas entro otros.

El Gobierno de Canarias, con fondos comunitarios mayoritariamente, se hizo cargo de la construcción de la planta de bioestabilizado que realmente nunca funcionó correctamente ni mucho menos para atender la cantidad de residuos orgánicos que se generan el la Isla, por lo que buena parte de ellos siguieron yendo directamente al vertedero. Pero en el año 2018 el Cabildo de Tenerife procedió al cierre de la planta sin reclamar responsabilidades al Gobierno de Canarias para que a su vez reclamara a los responsables del diseño y/o la construcción. Muy al contrario, y echando mano de las tasas que religiosamente pagan todos los ayuntamientos de Tenerife se comprometió con una reparación y ampliación millonaria que en absoluto correspondía a los ayuntamientos.

En definitiva, esperemos que alguien ponga orden en semejante desvarío, que se exijan responsabilidades y de una vez por todas el Cabildo de Tenerife se comprometa con el Plan de Residuos de 2009 que, ya caducado, fue a parar al baúl de los recuerdos de la mano de José Antonio Valbuena que ascendió a mayores responsabilidades en el Gobierno de Canarias después de dejar la gestión de los residuos sumida en un caos total que perdura hasta nuestros días.

Resumen del alegato de la queja que ha sido tenida en cuenta en primera instancia por la Comisión de Peticiones del Parlamento.

El Cabildo de Tenerife se hace cargo del 95% del coste de una planta que debió asumir Ecoembes al 100%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s