Las Torres o de cómo en poco tiempo cualquier tinerfeño estará a menos de 20 minutos en coche de una gran superficie comercial

Más coches, más autopistas, menos visión comarcal del territorio sino más bien de isla-ciudad pero sin trenes ni metro, sólo piche y coches privados mayormente. Con el túnel de Erjos un vecino de Icod podrá ponerse en 20 minutos en el centro comercial más grande, o uno de los más grandes, de Canarias según venden los promotores y ya se levantan las primeras columnas. Todo marcha como un reloj, pagamos la infraestructura viaria con dinero público como se hizo en La Orotava, Chumberas y demás y después llega don Ambrosio a levantar las edificaciones, de pésima calidad por cierto.

Esta es la isla que ellos quieren, ahora hasta Podemos se ha sumado al modelo insostenible y disparatado de movilidad donde todo el mundo anda de un lado para otro en coche porque nada está cerca, o lo que está cerca no es competitivo. Probablemente el 20% o más de problemas de movilidad se resolvería si los niños y niñas fueran a colegios cercanos preferiblemente a pie o en transporte colectivo, como en los países civilizados vamos, pero aquí la apuesta y donde los políticos llevan a sus hijos es a macrocentros que colapsan a determinadas horas Padre Ancheta, Las Chafiras, etc. Todo por no apostar por la escuela pública con la cuarta parte de los recursos, ni eso, que nos gastamos en carreteras.

Pero el modelo de isla-ciudad, en el que algún iluso (entre los que en algún momento me he encontrado) relacionó siempre con Coalición Canaria y la especulación y tal ha venido a triunfar plenamente con el pacto de las flores y con la llegada de los ecosocialistas a los distintos gobiernos tanto insular como autonómico. Nunca jamás fuimos capaces de imaginar nada semejante pero en medio de la peor pandemia del último siglo se nos ha venido arriba otra no tanto sanitaria sino territorial: los del piche y el hormigón se han venido arriba y amenazan con arrasar por todo.

Cada pueblo, eso sí, es bastante probable que tenga lo que se merece y en ese sentido pues sólo queda por decir aquello de que “el que no se ha escondido tiempo ha tenido”, el pequeño comercio cercano (o lo que queda de él) tiene las horas contadas y no es el Amazon o el AliExpress la única amenaza, el dinero público ha desembarcado también con la intención de cargarse lo último que queda de planteamiento comarcal en esta Isla que es lo que lo ha venido salvando aún en determinadas zonas. Pero con el modelo de anillo insular de carreteras, de todo cerca para el coche privado, esa historia se acabó y en eso Ambrosio Jiménez se merece el doctorado Cum Laude aunque le cueste hacer la “o” con un canuto. Un fenómeno el tío aunque sus perritas le ha costado amansar al posible sector crítico.

Primeras columnas del de uno de los centros comerciales más grandes de Canarias. Las Torres – Adeje.

La cultura del coche privado triunfa en un modelo de movilidad que ya aplauden hasta los ecologistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s