Alonso se llevó al fotógrafo y la silla de ruedas a Las Hiedras, como era de esperar

No invitó, como era de esperar también, a las asociaciones de personas con movilidad reducida amantes de la naturaleza y que organizan todo tipo de actividades en el medio y defienden, por encima de todo y porque además es la tendencia actual, su derecho a disfrutar de un entorno en las mismas condiciones -o lo más similares posibles-  al que disfrutan el resto de los ciudadanos. No, se llevó a Ana Mengíbar que es como la reina del mambo en materia de movilidad pese a que ella, personalmente, se mueve fantásticamente y te insulta y/o te falta al respeto desde un periódico sin cortarse un pelo porque ella lo vale. Vamos, a nosotros cuando dijimos que había otra forma menos agresiva de actuar sobre el entorno nos sacudió a gusto desde el periódico El Día (desde la radio supongo también pero no tengo el gusto) además con mentiras del tipo de que no habíamos contactado con la asociación que controla con mano de hierro cuando en realidad lo habíamos intentado de todas las maneras posibles. Pero en fin, no fue ella sola sino también las asociaciones apesebradas de Anaga, otras muchas mostraron su indignación también con lo que se estaba haciendo, y hasta del mundo ecosocialista, con Fernando Sabaté-Podemos al frente, nos dijeron de todo menos bonito. Eso por opinar distinto, nada de lanzar piedras, hacer destrozos o acampar el la Castellana como los taxistas. Nada, por pensar de otra manera.

Sólo espero que la Mengíbar, como gran experta en la materia que dice ser, le haya explicado a Alonso, seguro que el amigo Toño lo habrá hecho porque al menos cuando luchábamos juntos por los derechos de las personas con movilidad distinta aprendí mucho de él, que lo de Las Hiedras de accesibilidad universal nada de nada, que incluso la pendiente de acceso al supuesto mirador no respeta norma alguna, que no hay baños que es lo mínimo que se despacha para gente que no lo tiene tan fácil para saltar detrás de un árbol, que el caminar bajo una ladera con desprendimientos pues tiene su puntito de emoción que quizás hubiera sido mejor evitar, que obviamente los caminos mejor están guiados a ambos lados porque la gente tiene que ir y volver por el mismo sitio, que lo de mezclarlo todo (bicicletas, carrera, senderistas, sillas de ruedas, invidentes…) pues puede tener sus inconvenientes en materia de seguridad… Vamos, lo básico.

No espero, eso sí, que hayan tratado del asunto más grave desde nuestro punto de vista en esta actuación sin precedentes en un entorno natural (Sabaté dice que se hizo lo mismo en Monte del Agua pero eso es porque no tiene ni idea pese a haber estado en ambos sitios) que no es otro que el del muro de la vergüenza. Un muro que ha supuesto un ataque gratuito e injustificable a un pequeño pie de monte que se había formado allí por décadas, que sin duda albergaba la mayor biodiversidad de Europa, como todo el entorno de la Cruz del Carmen, y sobre el que se ha abierto una zanja de un metro de ancho y de profundidad, se ha rellenado de cemento y piedras y los materiales extraídos se han utilizado de relleno para la pista con lo que entre todos lo pisotearemos por siempre, como si no valiera absolutamente nada o fuera un simple escombro.

Y sí, es verdad, en el asunto de Las Hiedras han vuelto a “ganar”, lo han hecho como les ha parecido sin contar con nadie (ellos dicen que se lo contaron a ATAN pero los ecologistas lo niegan y vaya usted a saber quién miente) y ahí está su creación casi terminada o terminada ya, no se sabe. Tampoco contaron con la Mengíbar que sin embargo apoyó el proyecto sin conocerlo, nosotros le pasamos el enlace de dónde podía consultarlo. También es cierto que algunas cosas cambiaron, no en lo fundamental que es la agresión del muro pero sí retirando aparatos que estaban presupuestados para actividades físicas del tipo del los que te puedes encontrar en el Parque de La Granja o en la Avenida de Anaga.

Pero en verdad a algunos que llevamos décadas ya apostando por otra manera de hacer las cosas en movilidad, residuos, medio ambiente… eso de “ganar” o “perder” pues no entra en nuestro lenguaje porque ni hemos trincado nada nunca, el grupo de Sabaté en el Cabildo ingresa de nuestros impuestos yo creo que más de 80.000 euros al año y nadie sabe a qué dedican la pasta, ni entra en nuestras perspectivas inminentes más que nada porque siempre hemos vivido de nuestro trabajo y nos ocupamos de estas cosas en nuestro tiempo libre y con nuestros recursos particulares, muy pocos evidentemente. De ahí que cuando ellos se van de vacaciones en agosto pues nosotros tengamos algún ratito más para hacer resumen de las cosas que han pasado. Y lo de Las Hiedras es uno de los acontecimientos más tristes y lamentables de este último año que se toma un respiro estival en este mes de agosto, este año menos porque hay elecciones a la vista y Alonso va a cuatro reportajes fotográficos por día.

37913788_2138581053079788_3170566667751129088_n

kk

El antes y el después de la pista de Las Hiedras en imágenes

Esclarecedor encuentro-debate sobre el impacto y consecuencias del hormigón en la pista de Las Hiedras

El interesantísimo debate sobre la pista de Las Hiedras ha sido censurado y todos los acuerdos a los que se llegaron fueron echados abajo después por las respectivas organizaciones o por quien sea. Este trozo se les ha escapado a los de ATAN (hasta que lo quiten).

La atención a la diversidad funcional del Cabildo de Tenerife en el medio natural, el escalofriante caso de Monte del Agua

Qué era y en qué han convertido la pista de Las Hiedras

Algunas claves del debate sobre el atentado de Las Hiedras en el pleno del Cabildo de Tenerife

Las Hiedras ya está ‘murada’

DSC_0319

¿Por qué el Cabildo de Tenerife no promociona el supuesto sendero accesible que inauguró en Agua García en 2010?

fotonoticia_20100522114826_640

El Cabildo de Tenerife hormigona más de un kilómetro del espectacular sendero de Las Hiedras, en Anaga

2
En las fotos de antes y de cuando empezaron las obras hay decenas de árboles que ya, lamentablemente, tampoco están. Aunque lo es lo más grave vaya usted a saber por qué ellos niegan haber tocado ningún árbol de la laurisilva cuando el destrozo ha sido importante.  

Un comentario sobre “Alonso se llevó al fotógrafo y la silla de ruedas a Las Hiedras, como era de esperar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s