Más de dos años y medio sin señal que indique, con la debida antelación, el desvío desde la TF-1 hacia la TF-5

En agosto de 2014, y sin motivo aparente porque no había ningún temporal por medio, cayó un inmenso cartel informativo de la recién remodelada TF-1 sobre la vía a la altura de Añaza. Al igual que cuando se desplomó el techo del intercambiador eso que llamamos ‘el destino’ quiso que los planetas se alineasen para que no ocurriera ningún percance grave, de lo que obviamente nos congratulamos todos en plegaria al Altísimo (que estamos en tiempos de recuperar la fe perdida al menos en el más allá, porque el de acá…).

Y sobre la investigación que se abrió, las responsabilidades que se exigieron, las denuncias que se presentaron pues no se sabe nada en absoluto, cosa que no debe extrañarnos si tenemos en cuenta que la empresa adjudicataria de esa obra, que sufrió unos incrementos presupuestarios de escándalo, fue el Dragados de Florentino Pérez, habitual en el pago de ‘aportaciones’ a partidos políticos de variado pelaje.

585

Pero otra cosa es, ya se los digo yo como usuario habitual de esa autopista, que esa señal gigante no se puso ahí por gusto. No, yo no la necesito, pero los varios miles de turistas -al menos centenares- que circulan por esa vía a diario con la intención de dirigirse hacia Puerto de la Cruz o La Laguna no sólo la necesitan sino que sin ella se ven habitualmente sorprendidos en los carriles centrales cuando alcanzan a ver la segunda señal que ya se encuentra metida dentro del desvío y en zona inaccesible por la presencia de la barrera de hormigón tipo new jersey. Y ya les digo yo que las reacciones son de todo tipo. Desde los que sin rumbo cierto siguen hacia Santa Cruz, hasta lo que meten frenazo y/o volantazo sin más, pasando por los que paran en el arcén y simplemente dan marcha atrás (lo he visto con mis propios ojos).

Y es que esto, que se sepa, es una Isla eminentemente turística y las señalizaciones de las carreteras pareciera ser algo fundamental. No es el caso, y para mayor abundamiento les invito a hacer la prueba y seguir, como lo haría el guiri sensato (que al volante no es lo más que abunda ciertamente probablemente como nos ocurriría a nosotros en cualquier país extraño), rumbo a Santa Cruz buscando otro desvío y comprobarán que tampoco en la conexión de Mercatenerife hay indicación alguna que te avise que por allí conectas con la TF-5 dirección Puerto de la Cruz. Dirección “Chamberí, Polígono Industrial y Mercatenerife” es lo que indica, cuando es la otra escapatoria que te queda para conectar con la TF-5 sin meterte en Santa Cruz.

Qué es lo que está causando tremendo descontrol y desorden en ese Cabildo, en asuntos como los residuos aderezados con un oscurantismo desconocido en los últimas dos legislaturas, es un misterio. En el asunto de carreteras fue la malograda doña Vicenta Díaz la que advirtió simple y llanamente de corrupción, como consejera de carreteras que era, pero ni la actual oposición (tanto el Podemos que pudo haber sido y no fue como el PePe) ni mucho menos el Gobierno están por revertir esta situación cada día más preocupante.

Obras megalómanas como el túnel de 400 millones de Erjos sí (ellos dicen que 300 pero ya vas a ver), hasta Podemos calla cuando antes encabezaba todas las manifestaciones denunciando el despilfarro, pero solucionar el día a día de las decenas de miles de personas que se ven atrapadas entre La Matanza y Santa Cruz -en ambos sentidos muchas veces- o entre San Isidro y Los Cristianos y ya entre Fañabé y Guaza de manera habitual, que básicamente se solucionaría con buen transporte público y obras que representarían inversiones que en absoluto supondrían la cuarta parte de ese carísimo proyecto de Erjos, no.

No interesa y vaya usted a saber por qué se le da prioridad a una cosa más cara y con una repercusión menor frente a otra más barata y con una repercusión positiva mayor. Vamos, lo que nade en su sano juicio haría en su casa. Que no se yo, eso sí les digo, si los enredos de comisiones sobre obra pública que afloran por todos sitios no estarán relacionados con semejante ‘extraña’ costumbre. Una duda que tengo y que se me acrecienta cuando veo el ruinoso estado de la mayoría de nuestras vías y/o situaciones de  desidia que nos pueden poner hasta en peligro como las de la señal que se cayó en Añaza y que, como a nosotros no nos hace falta, pues ahí se quedó después de habérsela pagado a precio de oro al amigo Florentino.  Que cruz Señor, qué cruz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s