El lamentable espectáculo de los restos de poda en zonas residenciales de La Laguna (y probablemente del resto de Tenerife)

Si usted quiere leerse una cosa absurda, completamente absurda, descárguese desde aquí la ‘Ordenanza Municipal reguladora de la limpieza de espacios públicos y gestión de residuos del Ayuntamiento de La Laguna’. Que no porque sea de La Laguna, que es lo que uno vive más de cerca pero el resto de la Isla debe estar igual o peor.

2708

Los gobiernos que se mantienen mucho tiempo en el poder, casi perpetuos ya en algunos casos, suelen caracterizarse, entre otras muchas cuestiones de control mediático, clientelismo  y demás, por armarse de una aparataje represivo importante a todos los niveles (urbanísticos, ambientales…) pero que después aplica o no dependiendo del parentesco político, de la inclinación de la asociación de vecinos de turno o compadreos varios. Y el caso de La Laguna es paradigmático en este sentido y hasta tres asociaciones de vecinos, incluida una supuesta coordinadora, han saltado como lobos a defender a Clavijo de sus prácticas clientelares enchufando barrenderos en Urbaser y demás. Es el modus operandi que todo el mundo da por bueno, incluida la oposición que no quiera saber nada de asuntos que les pueda ocasionar problemas con el corrompido y nada representativo movimiento vecinal lagunero. Que no es que vayamos a generalizar, sino que nos referimos a los que realmente controlan el cotarro porque gente de Ley también hay en todas partes, hasta en Coalición Canaria aunque pueda parecer mentira las más de las veces.

En La Laguna “dañar intencionadamente los medios e instrumentos de recogida y tratamiento de recogida de residuos con medios o formas que persigan su destrucción o su anulación” (vamos, que hasta quemar contenedores) es considerado en el artículo 65 como una infracción leve, al mismo nivel que recuperar algo de un contenedor que te pueda parecer útil o que necesites. Que por cierto, en las faltas leves hay una referencia en el punto ‘e’ a los restos de poda, pero para mí el significado de eso es una completa incógnita: se considera infracción “no eliminar los propietarios y responsables de áreas ajardinadas los restos de poda de jardinería” (no entro en el aspecto gramatical que tela). Algo querrá decir, pero que me aspen si entiendo lo que significa eso. ¿Si no lo tiras y lo aprovechas en el propio jardín te pueden multar?

Y no sabía, pero toma nota para que veas lo peligrosos que pueden llegar a ser estos individuos con las normas, que si tú le dejas una lavadora rota, o un frigorífico peor todavía porque contiene sustancias peligrosas, a los recuperadores de chatarra que ¡con el consentimiento del propio Ayuntamiento! hacen guardia a la puerta del punto limpio de Las Torres de Taco -y ya en todos los puntos limpios de la Isla- pues te puede caer una multa de hasta 45.000 euros como falta grave. Artículo 67, referido a infracciones graves: c) “La entrega, venta o cesión de residuos municipales no peligrosos a personas físicas o jurídicas distintas de las señaladas en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados y en la presente ordenanza así como la aceptación de éstos en condiciones distintas a las previstas en estas normas”.

Así está la cosa y como se te cruce un guardia y no tengas algún padrino en el Ayuntamiento el disgusto puede ser no sólo importante sino hasta definitivo, en mi caso al menos seguro que con 45.000 euros me dejan seco para siempre y en manos de la banca. Más todavía.

Pero por estar expuesto estás expuesto a que si no pliegas una caja de cartón o no la pones en el contenedor adecuado te puedan caer hasta 900 euros como falta leve, porque no sólo es obligatorio separar los residuos y respetar lo horarios (según la ordenanza porque en la práctica ustedes me dirán) sino que en La Laguna -según la Ordenanza- es obligatorio no sólo separar sino, además, compactar lo que se separa. Y si un guardia te quiere joder, porque no le gustó como le miraste o lo que sea, pues te puede caer arriba porque la ordenanza está ahí, aunque sólo sea para no cumplirla como es el caso.

Pero a lo que vamos, el asunto de los restos de poda es especialmente doloroso por motivos varios. El primero porque es un recurso valioso que está yendo a parar al vertedero de Arico donde no da sino problemas y con un coste inmenso para todos no sólo porque hay que pagar su dificultosa recogida, el peso del mismo y demás sino porque no produce sino que atascos en la planta de tratamiento mecánico biológico que no está preparada para recibir este tipo de residuos. Vamos, que una vez que llegan a Arico es técnicamente imposible que esto llegue a la planta de estabilizado de residuos orgánicos y que ellos eufemísticamente llaman planta de compostaje. Y es que sin separación en origen no hay compost ni aquí ni en Pekín.

Eso por una parte, pero por otra es que la mayoría de veces estas prácticas de abandonar restos de poda en la vía pública, incluso interrumpiendo el paso a los peatones, se observa en las zonas residenciales más privilegiadas de la Isla, dado que sus propietarios no ven la necesidad de compostar todo esto, tan valioso para nuestros suelos, porque les es más fácil y cómodo comprar sustrato o compost en Leroy Merlin ya que el asunto económico pues tampoco les inquieta demasiado. Eso sí, las consecuencias de ese comportamiento irresponsable e insolidario sí que las tenemos que pagar entre todos. Si se les exigiera acudir a un gestor autorizado para hacerse cargo de todo eso ya verían ustedes que otro gallo nos cantaría. Pero a ver quién le pone el cascabel al gato, desde luego la grotesca Ordenanza no lo hace.

Según la ordenanza de La Laguna no queda claro, en primer lugar, que eso se pueda colocar en la calle puesto que siempre podrás argumentar que no te cabía en el contenedor. De hecho el depósito de residuos en la propia acera se practica a diario en muchas calles incluso del propio centro del casco histórico.  Y técnicamente cada día puedes depositar 250 kilos de restos de poda, en diez días un camión de 2.500 kilos. Lo del volumen no está tan claro, en el artículo 28 habla de volumen equivalente a 1.000 litos al día y en el 55 de un volumen de 1.500 litros, aspecto contradictorio fantástico para ganar cualquier recurso, que vaya usted a saber si es un error o está hecho a propio intento.

Y luego está una tercera cuestión, quizás la más lamentable y que más afecta al compromiso por la sostenibilidad que esta Isla vende mucho pero que en absoluto aplica las más de las veces. Efectivamente, en el año 2009 el pleno del Cabildo de Tenerife aprobó un plan de residuos (PETEOR), en muchos aspectos modélico y en otros quizás no tanto, que asumía una serie de compromisos que debían estar a pleno rendimiento ya en 2016 (ni un dedo se ha movido en 7 años al respecto). Uno de ellos, fundamental para la lucha ciudadana que se organizó en contra la incineración de residuos (pero también a favor de una gestión sensata de los mismos como es natural), fue el de la gestión adecuada de la materia orgánica contenida en los residuos y para la que los restos de poda se presentan como un recurso estratégico.

72
En 2016 habríamos de estar recogiendo mediante un quinto contenedor cerca de 60.000 toneladas de materia orgánica. A día de hoy cero patatero.

Efectivamente, tres plantas de compostaje descentralizadas (además de la del Complejo de Arico), la que afectaría a La Laguna en la zona de Montaña Birmagen en el vecino municipio de El Rosario, habrían de hacerse cargo de la recogida selectiva de materia orgánica que debió implementarse desde el minuto cero. De hecho el propio Plan habla de que en 2009 (hubo un par de años de retraso porque el documento permaneció mucho tiempo sobre la mesa antes de ser aprobado) se debía contar un un contenedor personalizado con llave para materia orgánica por cada 350 habitantes y en 2016 esta ratio debía bajar a 100 habitantes por contenedor. Pues bien, estamos en  2017 y la ratio es cero contenedores en el conjunto de la Isla. Y yo sé que es difícil de creer, porque podrían derivarse hasta graves responsabilidades por el incumplimiento de este documento que técnicamente es Ley de obligado cumplimiento, pero el que no se lo crea que lo consulte AQUÍ y las tablas donde aparecen estos datos, para mayor facilidad y para el que le interese, las insertamos directamente.  Sin trampa ni cartón.

70
Un contenedor personalizado por cada 100 habitantes en 2016. A día de hoy ni están ni se les espera

69.jpg

 18
Según el PTEOR el 100% de los restos de poda de la Isla, que no son residuos domésticos, se debían estar compostando en 2016 y este es el panorama a día de hoy.
31740539293952072082092102512803083093103153163203243253263273413422067214027094211

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: