Según el estudio del Cabildo sobre el túnel de Erjos yo me gasto más de 576 euros al día en ir a trabajar al Sur

Carlos Alonso, como responsable máximo, encargó un estudio a Corporación 5 -consultora propidedad de José Carlos Francisco a la sazón presidente de la Confederación Regional de Empresario e histórico de Coalición Canaria- un estudio por el que pagó unos 30.000 euros de las perritas de todos nosotr@s a fin de justificar diferentes modos de financiación para pagar los 400 millones de euros que, para empezar a hablar, nos costarían los 5,2 kilómetros del túnel de Erjos, pieza clave para el modelo de ‘anillo insular’ propuesto y a medio ejecutar.

6

Fue aquel famoso ‘peaje en la sombra’ que tanto dio que hablar y que, por absurdo y ruinoso, quedó en el baúl de los recuerdos como los trenes de levitación magnética y/o alta velocidad en los que tanto tiempo y dinero hemos invertido, básicamente para propaganda no más.

7

En total este proyecto tiene 5,2 km de túnel y otros 5,2 de nueva autovía. Es decir, que cada uno de los 10.400 metros nos costaría unos 37.000 euros, que si tenemos en cuenta el ancho estaríamos hablando de precio de chalet de lujo en Las Mimosas. Pero para el jefe de los empresarios, el tal Francisco, todo son ventajas porque -como dicen los propios ejemplos que pone- un vecino de Icod que trabaje en Las Américas se ahorraría 2.300 kilómetros al año y unas 254 horas. Hombre, si uno divide eso es que la velocidad de crucero es de 9 Km/h, que no es que yo le vaya a decir que  no a tan ilustre personaje, pero es más o menos lo que me indica el cuentakilómetros cuando subo en bici a la Mesa Mota y mira que mi condición física es bastante limitada. Y no estamos hablando de transporte público, en absoluto, para el estudio pagado por el Cabildo la guagua como opción para ir a trabajar no existe y en ninguna de las 58 páginas del grotesco estudio se menciona otra cosa que no sea el vehículo privado como alternativa. Por cierto, que 517 euros nos costó cada una de las 58 páginas de semejante ‘análisis’.

Es más, don José Carlos se viene arriba y afirma que esos 2.300 kilómetros de ahorro anual suponen en términos económicos 450 euros para gasolina y ruedas y 7.000 euros en daños colaterales de tiempo y demás. Vamos, 7.450 euros entre 2.300 kilómetros que nos saldría a 3,2 euros el kilómetro. Vamos, que yo que vivo en La Laguna y junto con otros compañeros me desplazo cerca de 90 kilómetros al Sur para trabajar a diario (180 ida y vuelta) pues a ese precio me estaría gastando 576 euros diarios. Supongo que más, porque habría que contar con el tiempo que ‘perdemos’ los cinco que vamos en el coche.Y desde luego nos saldría muchísimo más barato ir en taxi porque según tarifa de Tenerife Sur el kilómetro de carrera en festivo, el más caro, está a 0,65 euros.

Es verdad que el tipo suma todo, suma todo y no resta nada. Es decir, cuando cuantifica económicamente el ahorro en contaminación pues se olvida que esos 5,2 km de túneles habrá que iluminarlos o que el tráfico, según sus propias estimaciones, aumentaría un 15%.  Y claro, no cuenta con que se pueda introducir mejora alguna para favorecer la actual situación de colapso de la TF-5 en horas punta. Nada, ni nuevos carriles, ni guaguas, ni mucho menos trenes ni nada por el estilo, la solución es sacar dos o tres mil coches de los 80.000 que diariamente bloquean esa vía a la altura de Guamasa que son los que se suponen utilizan la ruta Sur y con esa mejora se pasarían a la Norte.

Y esos son los números y los disparates con los que este señor concluye que eso es socialmente rentable y que se puede pagar en cómodos plazos a 40 años y sin mayor problema con un ‘peaje en la sombra’ que, a diferencia de otros peajes que obviamente han llevado a diferentes gobiernos a ‘rescatar’ autopistas porque aquello era ruinoso, garantiza al constructor privado unos beneficios aunque no se llegue a ese límite que Francisco calcula en unos 17.000 vehículos diarios frente a los menos de 6.000 (o más o menos a estas alturas) que cruzan Erjos a día de hoy. Que tampoco estima este señor que, por lo que uno ve, un 15 o 20% de esos vehículos son de alquiler y que no parece de mucho interés ni para ellos ni para Tenerife meterlos por un túnel de 5 kilómetros y pico en un futuro. Supongo yo.

Y claro, lo que se estudia es el todo o nada. O se hace el túnel con ese costo o no se hace nada, alternativas para mejorar las vías actuales no porque de ahí se puede mamar más bien poco aunque acaso socialmente la cosa nos pueda venir mejor a todos.

Y digo eso porque si uno echa números y observa, por ejemplo, que los alumnos matriculados en la isla de Tenerife en Primaria son unos treinta y pico mil (según ISTAC 40.000 en la provincia) y que la mayoría de los centros públicos están en unas penosas condiciones en lo que a infraestructura se refiere, habiendo renunciado la Consejería a su plan de infraestructuras porque dice que no hay fondos, considerando 20 alumnos por aula y que cada aula de un centro nuevo con comedor y polideportivo cubierto y demás cuesta unos 200.000 euros, podría ser que con los 400 millones del túnel de Erjos se pudieran construir colegios nuevos para 40.000 alumnos. Vamos, para los de Tenerife y para los del resto de la provincia. Y que digo, yo si don José Carlos Francisco y su Corporación 5 no considerará ‘socialmente rentable’ no hacer colegios nuevos, que hombre en la inmensa mayoría de los casos bastaría con una rehabilitación adecuada, sino tener a nuestros niños en unas condiciones mínimas de dignidad en lugar de pagar el metro de carretera a 37.000 euros cuando se puede mejorar lo que hay y, sobre todo, ofrecer opciones adecuadas de transporte público para que no tengamos que ir en coche privado a estudiar o trabajar como lamentablemente hacemos hoy en día pues más del 95% de los vecinos de Tenerife      sin la más mínima duda.

Vamos, que con los 400 millones se podría hacer una obra modélica y poco impactante de mejora de la carretera actual de Erjos, que después requeriría un mantenimiento mínimo a diferencia del túnel, y poner a todos los colegios púbicos de Tenerife a la vanguardia de calidad en infraestructuras en el ámbito  europeo. ¿Sabe el señor Clavijo, que tiene a su hija estudiando en un concertado con unas instalaciones espectaculares, que el Cabrera Pinto -que es el público más cercano que le correspondería- no cuenta con una triste cancha cubierta pese a encontrarse en la zona en la que se encuentra y que el espacio llamado a realizar esa obra lo ha convertido el Ayuntamiento en un aparcamiento público?

En fin, triste panorama cuando los que influyen en la toma de decisiones realizan este tipo de informes disparatados y para colmo le pagamos los folios a precio de oro. Qué digo a precio de oro, a fecha de hoy el gramo de oro se cotiza a 50 dólares y cada folio pesa 4,67 gramos, con lo que si fuera de oro pues costaría 233,5 dólares mientras que Corporación 5 nos cobró 517, pero no dólares, sino euros que por el momento son bastante más caros. En fin, como para mear y no echar ni una triste gota.

jjafonso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: